Al igual que ocurre con las tendencias de moda, en el mundo de la decoración se celebran ferias internacionales durante todo el año, presentando las tendencias decorativas, está en tu mano hacerlas propias si quieres estar a la última, decorativamente hablando. Sin embargo, tampoco es necesario que las sigas a rajatabla y sí que optes, por el contrario, por hacer pequeños guiños a esa moda que viste tu casa durante este invierno.

Sofá tapizado en algodón y color verde militar del diseñador Stephen Kenn

 

Ocurre por ejemplo, con el predominio del color verde musgo en muchas de las propuestas que sugieren diseñadores y firmas de decoración. No hace falta que transformes tu casa en un bosque repleto de líquenes y musgo, sino que encuentres en pequeños detalles esa diferencia que marcará tu estilismo deco durante esta temporada. Estos son nuestros consejos para que te orienten en esta decisión y te guíen en el camino que quieres tomar.

Pinturas mate

Es lo más llamativo de esta tonalidad aplicada a muros y paredes, sobre todo, porque esconde una armonía cromática increíble y en ningún momento resulta apabullante. Si además, aplicas este tono suave y delicado a puertas y ventanas, además de en las paredes, el conjunto se revaloriza visualmente de una manera extraordinaria. Por el contrario, nunca mezcles diferentes tonos de un mismo color en las paredes de una misma habitación. Sería el caos y terminaría por afectar a la comodidad de esta pieza.

Alfombras y moquetas

Funcionan muy bien en propuestas en las que se intenta conseguir un punto focal llamativo. En ambas posibilidades, recrear en textil las aguas de un estanque repleto de motivos vegetales conseguirá un efecto de movimiento curioso y diferente. El modelo de alfombra Malachite que el diseñador Greg Natale ha creado para la firma Designer Rugspresenta como ninguna otra esta brillante idea. Además, esta firma te permite elegir sin problemas las medidas de tu pieza para el suelo que necesites para tu casa.

Tapizados de algodón

Es un material de lo más resistente para utilizar en sofás y butacas, que permite lavarlo sin problemas en la lavadora en caso de poder desengundarlo y que resiste como ningún otro el paso del tiempo. Su calidad de resistencia es de sobra conocido y esta tonalidad militar le imprime un aspecto más informal a piezas más acostumbradas a tejidos más ricos. El mejor ejemplo lo encontramos en modelos de gran tamaño como los que diseña el norteamericano Stephen Kenn, en los que, además, incorpora cinchas y correajes propios de caballería.

Vía: elmundo.es

Comparte en redes sociales

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies