¿Es siempre un mueble de madera maciza mejor que un mueble de chapa de madera natural?

Si tengo que colocar libros en una estantería, ¿tengo que ponerla muy ancha?

¿Cómo puedo saber si mi mueble es de calidad?

Desde ACOMZA queremos ayudar a los consumidores en el proceso de compra de un mueble, diferenciar los factores que hacen que un mueble se considere de calidad y saber si su precio se ajusta a lo que compramos.

En este post vamos a explicar los tres tipos de calidad de muebles que existen en el mercado y en sucesivos post iremos explicando las diferencias dentro de cada grupo.

mueble melaminaChapas sintéticas: También conocidas como «melaminas». Por su resistencia y variedad de acabados, son indicadas para dormitorios juveniles, también encontramos en el mercado muebles de salón, dormitorio y piezas auxiliares Se caracterizan por tener un acabado uniforme (es sintético, no artesanal). Los procesos de fabricación son diferentes a los que necesitan los muebles fabricados con maderas naturales, lo que ayuda a conseguir un producto final de menor coste.

Dentro de las chapas sintéticas, existen muchos tipos y serán las características técnicas de cada una, las que aporten mayor o menor calidad al producto final, mejorando su resistencia y vida útil.

Deberemos tener en cuenta:

1.- Un buen canteado mejora la resistencia, protege al tablero de golpes y ayudará a que el mueble nos dure más tiempo,

2.- La densidad y grosor del tablero sobre el que aplicamos la chapa sintética, será un factor muy importante, ya que es el elemento donde trabaja todo el herraje. A mayor densidad mejor sujetara la tornillería que se use.

mueble en chapaChapas naturales: Existen gran variedad de chapas de madera, como cerezo, nogal, roble, pino…, cada una de ellas presenta unas características que las diferencian unas de otras. Dependiendo de cómo se trabajen estas chapas, el resultado final dará un producto de mayor o mejor calidad. Al ser productos naturales, cada mueble es único ya que la veta de la madera cambia de unos a otros. Los procesos de trabajo en este tipo de productos son más numerosos e implica muchas horas de mano de obra cualificada, la selección de chapas, colocación, lijado, barnizado, canteado, hacen que el costo sea mayor que los productos fabricados con chapas sintéticas.

 

 

mueble cerezoMadera maciza: Como con las chapas, existen multitud de tipos de maderas que son usadas en la fabricación de muebles. El valor de la madera empleada influirá directamente en el producto final y también en su precio. Hay maderas consideradas «nobles» como el cerezo, nogal, caoba, roble que dan productos de gran calidad.

Según la madera utilizada obtendremos muebles con diferentes aspectos, y la forma en la que se trabaje dará como resultado final muebles con diferentes terminaciones.

Tanto en chapa natural como en madera maciza cada mueble es diferente, se generan piezas únicas en las que podemos ver diferentes tonalidades de madera. Sin embrago, en una chapa sintética, esto no ocurre así, elegimos un color y todo el mueble tiene ese mismo tono.

Actualmente existen en el mercado chapas sintéticas de gran calidad, su precio ya no es tan competitivo pero es muy adecuado para ciertos usos más intensivos.

Tanto unos como otros los podremos combinar con lacas, que como explicaremos más adelante presentan también grandes diferencias según se hayan realizado.

Mariano Barbed, de Barbed selección, nos enseña a diferenciar las calidades de los muebles con unas fotografías que ilustran lo que hemos expuesto en este post. Una de sus máximas en un mueble es que ‘LO IMPORTANTE DE UN MUEBLE ES LA CALIDAD DE LO QUE NO SE VE’.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies