butaca-negra
El dormitorio es una de las estancias de la casa que adquiere la imagen del confort y el bienestar en distintos momentos de la jornada. Es habitual visualizar la imagen de un sofá cómodo en el cuarto de estar, pero muchas personas también mantienen la idea clásica de integrar un sillón individual, práctico y confortable, en este lugar. Esta no es una pieza imprescindible puesto que su presencia en una estancia depende, en gran medida, del espacio disponible en el cuarto. Si uno de los factores que influye en la decoración es el estilo de vida, este ingrediente también se manifiesta en la elección de una butaca para el dormitorio, o por el contrario, en la decisión de prescindir de este mueble. Existen ideas que se ajustan a cualquier espacio, por ejemplo, un diseño de color blanco. Pero existen otras muchas opciones disponibles. ¿Cómo elegir un sillón que sume armonía al conjunto de la decoración?

Color

sillon-de-color-amarillo
Este sillón puede convertirse en el centro de una zona de lectura en la habitación. Un lugar que cuenta con una ambientación de buena iluminación y disposición para la concentración en este placer literario que puede improvisarse en la sencillez del hogar y vivirse como un hábito con el que despedir el día. Puedes seleccionar diseños de modelos con estampados, pero también butacas monocolor.

Una de las características visuales de un sofá de estas características es el tono cromático que lo identifica. En ese caso, puedes crear un atractivo contraste eligiendo un tono que combina con la base del dormitorio. ¿Cuáles son tus colores preferidos? En esta respuesta puedes encontrar una posible guía de inspiración para concretar tu elección.

Puedes encontrar muchas ideas de butacas para un rincón de lectura. Por ejemplo, diseños tapizados con algún matiz atractivo. Una de las propuestas más presentes actualmente en los catálogos de este tipo de mueble es la combinación de butacas con reposapiés. Una imagen de comodidad para cada día.

Bienestar personal

sofas-verdes
En la decoración de la casa existen espacios compartidos y lugares diferenciados vinculados a cada protagonista. La butaca del dormitorio es un ejemplo de pieza especial para su protagonista. Por ello, el mejor criterio para elegir este diseño de sofá siempre es individual. La butaca es uno de los tipos de asiento disponibles en la vivienda. Reúne el confort del sofá pero ocupa menos espacio en el lugar. Manteniendo la armonía de una misma línea estética puedes combinar la butaca con un sofá de mayor extensión en un espacio de dormitorio amplio en el que poder crear esta estancia propia dentro del conjunto.

Puedes encontrar butacas elaboradas en distintos materiales. Por ejemplo, en terciopelo que es signo de elegancia y sofisticación.

Dos butacas iguales

butacas-iguales
Gracias a la particularidad de este tipo de sillones que ocupan menos espacio que un sofá de varias plazas puedes formar un conjunto atractivo a través de la suma de dos butacas idénticas que tienen un diseño que aporta elegancia a este cuarto. La inversión en una butaca de diseño que tiene alguna característica más especial, por ejemplo, el color o el material en el que está elaborada, puede ser una forma sencilla de renovar la decoración del dormitorio dando un protagonismo principal a este lugar de la vivienda.

Por tanto, más allá del diseño y de la imagen, este tipo de sofá ofrece una experiencia de relax al protagonista en su propia casa. ¿De qué espacio dispones en el cuarto? Esta referencia visual es esencial para elegir un modelo de butaca que se ajuste a esas características, con el fin de no recargar el lugar desde el exceso de mobiliario.

Fuente: Decorablog

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies